viernes, 9 de octubre de 2009

¿No te duele?

¿No te duele?¿No te duele hacer lo que haces? Mirar el reflejo corrosivo de un alma zigzagueante sin bordes y sin luz, Entregar tu cuerpo y dignidad al mejor postor de tus consumados miedos, Sentirte llena un segundo y vacía al siguiente, Presionar tus labios marchitos, sentir la desolación latente como un reloj de arena sin polvo ni cenizas en su interior, Mirar hacia abajo y palpar la soledad de un tiempo inédito e influctuante, vivir sin motivos, sin determinación...sin ilusiones.
¿No te duele lo que sientes?
La inmensa soledad que por dentro ataca cuando te quedas sola, la ternura de extrañar seres que no volverán, el miedo a la oscuridad desatada en tu interior; abriendo grietas en tu corazón, La falta de cordura y escrúpulos, los arranques de histeria y preciosa preocupación
Mírate, observa en lo que te has convertido. Mírate en el reflejo de un charco, esa cenicienta figurilla disfrazada de amabilidad, de fuerza...
¿No te duele estar cansada?
De ti, en lo que te has convertido, en lo que nunca creías caer ¿No duele, mi princesa?
¿No te duele ser ni la sombra de lo que eras?
Entonces dime, cuéntame lo que el rechazo borro de tu alma, tan blanca en otro tiempo ¿Quien armo la coraza que te sostiene? ¿Quien te regalo la vida que nunca deseaste?
Mírate bien, mi niña estúpida de los sueños negros y el nudo en la garganta, mírate cariño; ro

gando un poco de amor. Mírate siendo lo que tanto odiaste. ¿a donde has llegado?
¿NO TE DUELE SER TU MISMA?
¿No te duele ser tu misma?
Felicidades mi princesa, eres el fondo de tus pecados y remate de tus pesadill
as.