martes, 27 de diciembre de 2011

Happy b-day Toxic!



¡Valla que rápido se pasa el tiempo!
Mas o menos por estas fechas, el 28 de diciembre, me parece, el blog hace 4 años abierto.
Me reí mucho leyendo mis primeras entradas, y también llore recordando a las primeras personas que me escribieron y que se quedaron muy adentro de mi corazón. 
Son muchas para mencionarlas ahora, pero se que siguen con sus vidas en alguna parte del mundo. 




querido blog ¡Feliz Cumpleaños! 


Crecí y cambie, y aun así, tu sigues aquí.


Y felices fiestas a todas :) 


Con amor
Toxica


miércoles, 21 de diciembre de 2011

Recuerdos de la insania



Alguien hace poco tiempo comentaba que como no voy a estar loca si me fui a vivir con mi novio a los 16.
Preguntan que porque lo hice, que para que, que pude aguantar mas.
Yo que iba a saber de la vida a los 16 años y con la vida tan rota como la tenia, con la mente hecha dos pedazos funestos y muchas ganas de cambiar. ¿Pero cambiar que? Hoy me lo pregunto, pero ya es tarde.
Ahora ando como zombie dando vueltas por la casa toda la mañana, hablando con muebles y perros como si fueran mis mejores amigos de toda la vida, suspirandole a cosas inexistentes, soñando cosas que no van allegar. No es tan distinto a como era a los 16, solo que ahora llegaron responsabilidades que no habia en ese momento.
Aun hoy entre tanto recuerdo envuelto en telarañas me pongo en la balanza, de ser buena hasta el final o indignarme cada vez que pueda, y a pesar de que estoy algo harta del drama de telenovela barata, creo que lo traigo en las venas. Soy dramática, y que se le hace.  
Me preocupa volverme loca por la razón de que no puedes controlar casi nada, me preocupa estar sola porque he probado tipos de soledad horribles, nada que le desee a nadie.
Me preocupa mi vida y también tengo ganas de mandarla al carajo.
Y así estos días las ganas de desenfreno se quedan guardadas en el closet esperando que el tedio ceda dos pasos y que la gente correcta asome las narices en la puerta.
 Amen.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Horizontes borrosos





Mariela es un fantasma deformado por el tiempo

La línea borrosa; translucida del horizonte
Un ser sustituido por lo conveniente
El cruce del puente corto a una comedia barata
Mariela fue un fantasma del pasado, del ayer
Un relámpago suspendido en el tiempo
Un momento; un recuerdo, el instante que se fue.
La sala de espera de la conciencia
El grato de rostro de la hipocresía

La presencia intangible dé las costumbres medio olvidadas
Memoria difuminada del valor y el auto respeto.
Mariela fue sustituida por un ser entrometido y grotesco
De maneras duras y acerada lengua, de mirar rencoroso e innecesaria brutalidad.
Mariela desapareció tras una línea parpadeante, indicadora de peligro
Mariela se evaporó tras la nube de niebla que origino el desasosiego
Tras las llamas de la ira y el odio.
Mariela fue eclipsada por el nuevo ser que reside en su cuerpo.









martes, 22 de noviembre de 2011

sighs...


¿A donde iras cuando tu mirada se pierde?...
¿A donde vas, mientras pienso en ti? ♥...

lunes, 14 de noviembre de 2011

Luna Menguante


No, yo me lo guardo. El dolor y todo eso, ¿que sentido hablarlo con oídos que no tienen ganas de escuchar?

No, yo me reservo a eso, prefiero llorar sola que berrear frente a ti, aun cuando no te interesa.
Pero dime, si estas tan harto de tu vida. ¿Que te detiene a cambiarla? Yo lo hice, todos alguna vez lo hacen.
Per tu no quieres, ¿lo necesitas? No obtienes un cambio, no generas nada. Me das pena, y flojera, sobre todo eso.


Y no quiero, quiero ser amable y apoyarte y brindarte mi entera ayuda moral pero, no chingues, que pinche flojera.
No me da flojera estar contigo, me da flojera tu poca actitud para aceptar que necesitas un cambio, y que ese cambio me incluye a mi. Y pues duele, pero no tanto, ya no tanto.
Así que, voy a decir algo que aprendí de ti, hace muchas lunas.
"Todo mundo extraña algo, pero te callas te resignas y te aguantas" ¿Donde esta esa "fuerza" ahora? ¿Donde estas TU ahora? ¡Si que sueno injusta! pero dime, ¿porque darte el apoyo que nunca recibí de ti?
Y como dice el dicho: arrieros somos, y en el camino andamos, y que hoy se invierten los papeles, y el depresivo eres tu, dime


¿Qué se siente que a nadie, ni aun a quien dice amarte, le interese lo mal que estas?


Un beso para ti.

domingo, 16 de octubre de 2011

Delirios a la orilla del mar muerto

Si, me va a doler, si voy a llorar, mucho; seguramente, y si; la vida no sera la misma. Pero al final, es lo que quiero, porque yo quiero que la vida ya no sea lo mismo.


Nunca me detuve a pensar como seria mi vida al futuro, cuando estuviera con una persona, pero aun en los remotos pensamientos enterrados, esos fugaces y chispeantes delirios, no era así.
No así, no con toda esta rabia reprimida, no con el dolor latente en cada mirada, no con los bueno pero fugaces momentos que no superan
al naufragio de la vida "que yo escogí"
Porque si, te escogí a ti, a ti sobre todo mi mundo, familia y amigos. Le aposte y me equivoque.
Y ¿que hacer? si no solo aceptarlo.

   Aceptarlo, bajar la cabeza y renunciar, porque las causas perdidas me apasionan, pero hasta yo tengo un límite.
Un difuso, pero ya llegue a el.












Y no le puedo hacer nada a las memorias, a los buenos momentos, a todo aquello que cuando vea hacia atrás; dolerá, cuando ya no despiertes conmigo, cuando no me abraces para dormir, cuando no vea tu sonrisa en cada desayuno.

Todo eso se pierde porque ninguno de los dos supo guardarlo.
¿Como será la vida después de ti?
¿A que me arriesgo?
¿A que me quedo?
Ya no logro compensar las cosas malas, es ya demasiado el desequilibrio entre lo correcto y lo que no lo es, Se esfumo la confianza y sin ella, yo ya no puedo hacer nada.
Ya no podemos hacer nada.

jueves, 6 de octubre de 2011

Toxico


Por favor, no.
No me toques, no me abraces no me beses. Todo eso tiene sabor a falso, a plastico.
No roces tu mano con la mia al caminar, ni intentes sonreir a mis chistes o niñerias, no me hagas creer que me amas. Por favor no. No me regales sinceridad barata, no me des palabras sin sentido, no quiero ese cariño a medias.
No quiero tus mascaras, ni tus embustes, si tus mentiras ni nada de eso.
¿Te he pedido tanto a caso, como para que no puedas darme solo eso?
No me mires como si me sintieras en el alma, no me engañes asi, no me uses asi, por favor.
Todo sabe a mentiras, todo sabe mal. Tienes ese saborsito falso en la lengua, algo hiriente, y tan rico. Ese saborsito que intoxica de debilidad, ese venenito infalible para que caiga rendida a ti.
¿y fue todo eso? ¿una simple mentira?
Pero que te digo, es nuestro vino y pan de cada dia.
Pero despues de todo lo que hemos pasado ya nada puede doler mas.
¡Y tu vienes a hablarme a mi de lealtad! ¡De verdades! ¡Tu! ¡Que gracias tiene!
Ya no me mires, por dios ¡¡¡¡ ya no me mires!!!!! ¿como puedes verme a los ojos, aun?

Solo, por favor, cierra la puerta al salir.

martes, 4 de octubre de 2011

Sparks!




Learn from yesterday,
live for today,
hope for tomorrow

LOVE             LIVE               
LAUGH     BREAT

         SMOKE 
                              
Fuck it all!

No deseo nada mas de la vida, de lo que ya tengo, y al menos por hoy me considero feliz y afortunada =)

sábado, 17 de septiembre de 2011

¿Como es?


Con todo y celos dime:


¿Como es?
¿Se parece ella más a tu deseo?
¿Que hace para darte su ternura?
¿Como besan sus sueños a tus ojos?
¿Asemejan sus ansias al manantial buscado en tus mañanas?
Se distinguen sus días de mis noches
-lo se-


Ella nunca visita
Con abismales fuegos
Tanto infierno

Ella no se tropieza con muebles empolvados
Ni enloquece de vértigo inconsciente cuando tu quieres irte
-Lo se-


Dime ¿como es?
¿Porque se fue quedando en tu misterio?
¿Te es mas grata la paz de su vacio?
¿Es ella el desenlace que inventaste
en brutales insomnios a mi lado?



Yo me pregunto
¿Porque dos que se amaron,
Nunca sirvieron para darlo todo?...

Maria fernanda allende.



miércoles, 14 de septiembre de 2011

Las letras muertas


Compre un látigo para intentar domar al incesante monstruo de la desesperación, un candado para mis emociones y una jeringa para el dolor. 
Cerré los ojos y soñé que estabas, desperté gritando por tu ayuda; y no escuchaste, era un misterio a donde había ido a parar todo lo que hicieron los restos de mi inocencia por ayudar a tu infinita necesidad. 
Respondí sorprendida ¡oh no, tu no me harías eso!

 Porque tu me amas ¿porque si me amabas, no?
¡A, claro! me dije, ¡Tu me amas! ¡Tu me amas como la primavera al roció! ¡Como la...como la...humo... no lo se, como todo eso que los poetas dicen que debe amarse!
¡Como no vas a amarme! ¡Si tú una vez me compraste un chocolate!
¿Que tengo que hacer yo (además de morir como una personalidad propia, claro) para que tu me ames mas?
Pues bueno, tú dilo. Lo hago y punto.
Para ser mejor para ti, para ser eso que tu idealizaste en las noches en vela que pasaste a mi lado, en los silencios prolongados, en los besos distantes. 
¡Lo hago para ser ella!

¡Oh pero no puede ser! ¿Ella ya existe? 
A valla, bueno...eso cambia las cosas.
Si ella ya existe, y es otra (esperando que no sea otro, que no mas eso nos falta) entonces 
¿que hago yo?
¡no me dejes, por dios! 
Lo único que podría ser yo sin ti seria.... pues... ¡Ser yo! 
Espera, sin ti yo podría ser YO.
Ser como soy y no el juguete desmaneado que se tuerce entre tus dedos llenos de caramelo viscoso.
Ser como yo y no como tu deseas que yo sea.
Ya me enrede.

Pero ¿Que haría yo sin ti? ¡No por dios! Que si me dejas ¡me mato!
¡Si, como lo oyes, me mato, ya te he dicho!
Me cortare las venas, ¡No! Mejor aun, saltare de un séptimo piso ¿O seria mas romántico lo de las venas? 
¡Bah! a quien le interesa, tu tendrás que limpiar el tiradero que deje mi muerte.

¡Que quede en claro que lo hago por ti! Porque, si lo hago por ti ¿que no? Bueno, detalles, carajo. Insignificancias, si lo hago por ti, por el hijo del vecino, por la monja que me trato mal en primaria.
¡Pero estas advertido!
¡Me dejas y me mato! 
Aunque quizá no me mate del todo, quizá solo entierre tu recuerdo en algún lado, quizá; en un futuro lejano hasta te escupo a la cara. 

¡No! 
Eso no existe en los libros de poesía, esas son líneas muertas, líneas inconcebibles, yo como buena mujer que soy (¡y mira que si estoy bien buena! ¿No me crees? ¡¡Pregúntale a tus pinches amigos, mi amor!!) Debo torturarme por tu amor hasta mi última gota de sangre, lo mismo que tu me diste hasta tu ultima gota de semen. 
Esa noche, bueeeeno, esos minutos, para que nos hacemos ¿verdad?

Entonces yo me mato por ti... ¿y luego que? 
Yo sufro por tu amor, y tu bien gracias ¡a claro! 
Porque si ambos sufriéramos, entonces, no estaríamos separados.
Pero en fin, creo que ya no quiero matarme, creo que mas bien quiero matarte a ti, porque es mas ¿pa´que me mato, si de todas maneras me vas a dejar? 
Yo prefiero ser viuda que dejada, de todas maneras.
¡Ámame con tal intensidad que mueras por ello! 
O no me ames, y te matare por ello.
















Bueno, lo he terminado y releyendo me parece que suena un poco psicópata jaja, pero no, este no es para nadie, ni para mi novio, ni para ningún ex, no; este es para mi, para recordarme que después de cada relación hay un algo, y para recordarselo de paso a todos ;) Las letras muertas de los libros de poesía son aquellas que el autor no escribió, aquellas donde la mujer sobrevivía, lo sobrevivía a EL.
Un beso.


Toxica
Posdata: Si, pero nunca mataría a nadie, de cualquier manera

viernes, 9 de septiembre de 2011

death's mistress

Lo supe desde la primera vez que te vi, caminando en esa calle sucia de la séptima, con ese vestido holgado, tu cabello rojo enmarcando tu rostro de corazón. Pensé aproximarme y preguntarte la hora, dude  si dejarte ir. Pero decidí dejárselo al destino y solo me perdí en el vaivén de tu canasta de mandado.


Para el siguiente sábado espere casi dos horas en la banca descolorida afuera del supermarket, pero no te vi a ti ni a tu vestido azul salir. La decepción se mezclo con el enojo cuando supe que fallaste a nuestra atracción unidireccional, por lo que decidí investigar donde vivías. 
La regordeta esposa de mi casero me lo dijo sin saberlo, cuando platicaba de ti con la vecina, cuchicheando cosas en la entrada del edificio. Sentí una enorme desesperación por ir corriendo a buscarte, pero también me entere que eras hija del malhumorado carnicero que salpicaba al hablar mientras mascaba tabaco en su grasiento negocio, enfrente del parque. Decidí ser cauto, aun cuando todo mi ser se revolvía ante la necesidad de ti.
Supe que me amabas ese martes que tu mirada se cruzo con la mía un instante y volteaste hacia otro lado cohibida, siempre tan inexplicablemente tímida, sonreí; pero entraste en la carnicería rápidamente.

Después de eso nadie ni nada hubiese podido apartarme de ti, no existía ya nada mas importante para mi que  esconderme entre los arbustos a esperar que salieras de esa mugrienta carnicería para poder vernos, siempre fuiste tan disimulada, nos veíamos sin hablar, de ves en cuando agachabas la cabeza cuando pasabas a mi lado, tu actuación de indiferencia era realmente buena, pero que mas daba; yo sabia que me amabas.

Por eso hace dos noches por fin decidí que era el momento de tomarte, era el momento de demostrarte cuanto te amaba.
Pero algo fallo, trataste de resistirte cuando jale de tu brazo en la oscuridad, ibas a gritar, lo que me obligo a taparte la boca con fuerza, yo no quería hacerte daño, salí a la luz de la farola para que pudieras reconocerme, un poco confundido, pero tratando de entenderlo, pues naturalmente solo había sido la sorpresa. Tus ojos se agrandaron por la alegría, tu garganta vibro mas y mas, aunque tus gritos de jubilo no podía oírlos, pues mi mano no había aflojado la presión sobre tus labios, te removiste inquieta en mis brazos, así que te abrase, y cuando iba a besarte, me escupiste. Herido, atónito, te mire, ¡nuestro amor era lo mas importante en mi vida! y tu habías cometido el mismo error que las demás, lo habías arruinado todo.
Entonces recordé a todas las anteriores, a la chica de central park, a la rubia a las afueras de la cuidad, mi maestra de la preparatoria, todas eran unas malditas perras baratas. ¿Como habías podido tu, mi nuevo único amor, lastimarme de esa manera? La furia me cubrió como un fuego negro.

Esta mañana he despertado tarde, cansado; agobiado, tome un whisky para olvidarte, pero al levantar el periódico de mi puerta, lo primero que me encuentro es tu foto,  ahí siguen tus perfectas piernas, tus caderas, tus delgados brazos, solo que ya no están unidos a tu cuerpo. Ahí esta tu cabello rojo, sucio y enmarañado, y tu vestido azul, tal como el primer día que te vi. La crónica habla de como fuiste brutalmente asesinada, descuartizada y violada, pero, al final de cuentas, eras una perra que no valía mas que las demás.

lunes, 29 de agosto de 2011

La cabaña

¿Te acuerdas de la cabaña? 
Allá abajo, siguiendo la senda del arroyo, a las afueras del pueblo.
¡A claro, pero tu no habías nacido aun, ni tu madre tampoco!
Si, fue cuando yo era niña, como de tu edad, cuando mis padres murieron, yo vivía ahí con tu bisabuelo. Pero yo si, yo cierro los ojos y la recuerdo tal como era, con su cerca de madera enjalbegada, sus ladrillos rojos entre los grandes cedros que daban esa deliciosa sombra.
Y parece que aun consigo ver a mi abuelo, tan fuerte siempre como un roble, los años parecían pasar líquidos en el, siempre acompañado por su perro, que era gris, y era enorme. 
Recuerdo la cava ¡y que miedo me daba bajar ahí! tan negra como boca de lobo, siempre me paraba unos minutos a escudriñar esa imponente oscuridad antes de bajar las escaleras corriendo.
¡Y la temporada de moras! Las recolectábamos en canastas tan grandes como tus brazos juntos, comíamos algunas recargados en árboles llenos de savia, que se pegaba al cabello si no tenias cuidado,  ¡A, ese era el inicio de la primavera! Todos los campos se ponían verdes, salpicados de los junquillos de marzo. Era bello, ¡valla que lo era!

¡Y la feria! Todas las calles del pueblo adornadas con miles de luces tintineantes en coloridos faroles de papel de china, y toda esa gente, tanta que pasabas entre ellas a empujones, para que no te arrastraran con ellos. A la feria venían unos gitanos, ¿Tú has visto gitanos? Bueno, algunos eran muy guapos. ¡Y sus mujeres! Con esas enormes faldas y los brazos llenos de pulseras que sonaban al caminar. Ellos echaban la buena fortuna en una carpa, cuando papa grande se descuidaba platicando con los vendedores de animales yo me escabullía hasta allá, porque a el no le gustaba que me les aproximara, decía que me llevarían con ellos, pero yo jamás le creí. 
¡Todo era tan distinto! Pero los años vencieron, al final; mi abuelo se volvió un vejete y tuvimos que venir aquí.
¿Que dices ¡Oh claro que extraño todo eso! A veces me acuerdo, y lloro.


martes, 2 de agosto de 2011

La disección de la fe

Aveces es muy duro no creer.  
De vez en cuando necesito creer en algo.
Cuando veo la serenidad en los rostros de la gente al salir de la iglesia, después de dejarle media carga de sus problemas a su dios, teniendo la certeza de que alguien los protege, creyendo eso; bueno, me da un poco de envidia la verdad. Se ven felices, tranquilos, irradian paz y confianza porque Creen.
Se lo que van a decirme, que todo es una mentira, que ellos creen que personas que se hacen pasar por dioses para controlar sus débiles mentes, que son personas ignorantes, mal informadas, incapaces de ser fuertes por si mismos. Si, Lo se.
Pero ¡Sorpresa! Soy de esas personas que piensan (pensaban) firmemente que cuando una persona se muere su carne se pudre tres metros bajo tierra, no hay nada mas. Somos materia y como tal nos descomponemos cuando dejamos de respirar. Nuestra energía (por aquello de que no se crea ni se destruye, y nada mas se transforma) anda suelta por ahí, flotando, mas sin embargo no es mejor por ser de un humano, tiene las mismas posibilidades de transformarse como la del conejo que mate sin querer cuando era pequeña. Un cerdo, un asesino, una coliflor y una ballena tienen la misma capacidad de ir al mismo lugar (osea a ningún lado) cuando mueren, si bien su energía permanece, no tiene inteligencia, ya solo es energía.
Es fácil ver las cosas así, hasta que sucede que deseas que no lo sean. No van al cielo, no se queman en el infierno, el cerdo que se suicido no comparte cuarto con el asesino entre las llamas. Pero. (porque siempre hay uno)
 De repente, cuando pierdes a un ser que amas entonces
 buscas creer con toda tu alma
que el puede estar en algún lugar, cuidándote.
Cuando tienes mucho miedo, cuando tus fuerzas fallan, cuando no puedes, cuando todo duele, en esos momentos yo deseo creer, deseo sentarme de rodillas o con la cara al suelo y entonar esos párrafos milenarios que yo veo que tanto calman a la gente, quiero sentirme protegida porque en algún lado hay una mano que guía mis pasos, quiero creerlo, y creerlo de todo corazón. Para así estar tranquila, para sentirme amada y no tener que ver la realidad cara a cara, de la manera tan cruda que acostumbro.
Aveces es muy duro no creer.

miércoles, 27 de julio de 2011

Polvos Del Tiempo

Aprendí este ultimo año que nadie te puede quitar lo que te pertenece, porque eso que creíste perder tampoco sabia estar sin ti.
Hablando Sola.




A ti. Que siempre estuviste ahí, sin soltarme la mano, pidiendo sin exigir, cumpliendo a medida que yo lo hacia, apoyando sobre todo y todos, creyendo en mi; sobre todo eso, siendo la única persona en esta tierra que cree que puedo. A ti, este reconocimiento es tuyo, no mio, completa y absolutamente tuyo, gracias, por todo, gracias por ser y por estar, y por creer en mi; incluso las veces que yo no lo hacia.                                Por ti y para ti, 
eterna e incondicionalmente. Te amo mama =)








Y a ti, que ya no estas presente, a ti porque sin embargo siempre estas aquí, por todos los momentos que no tuve oportunidad de agradecerte mientras vivías, por todas aquellas veces que tu luz toco mi vida, a ti por cada abrazo, cada beso, cada gesto, cada sonrisa. A ti, donde sea que te encuentres, para probarme que no te defraude, si me ves, allá donde tu estés, quiero que sepas que te quiero. A ti por ser mi padre en tantos sentidos, a ti y para ti. Gracias por 

ayudarme a conseguir algo bueno de todo esto, a ti por enseñarme, que las cosas pasan, que el tiempo cura. Amor y agradecimiento eterno.

lunes, 18 de julio de 2011

Autopsia a un copo de nieve


Lo siento. He sido Idiota.
Tanto tiempo culpándote por todo, todo el tiempo maldiciendo por las cosas que tu no haces, cada dia preguntándome porque diablos no intentas recuperarme, tenerme tan enteramente que nada mas tenga lugar en mi mente, cada momento anhelando un cambio. Siempre culpándote a ti, cuando la culpa es de dos.
Yo no he intentado recuperarte, creo. Yo no me he permitido volver a amarte de la misma manera enfermiza y rabiosa del principio. Yo no he intentado que me ames como en ese entonces. No lo intento.
Y si quiero.
Aunque no tengo idea de como se hace una buena "novia" o "prometida" o "pareja" o lo que sea que defina lo que tu y yo tenemos.  Pues no, no se como. Soy afable y cariñosa, y tengo paciencia con tu carácter, que parece ser un copo de nieve, me llevo bien con tu familia, incluso mejor que tu mismo, hago las cosas con esmero y perseverancia, pero parece que eso no es suficiente.
Para recuperarte tengo que ser la chica que fui, esa arrogante y malcriada criatura, siempre al borde de la navaja, siempre al filo del precipicio, esa criatura que con un encogimiento de hombros perdía todo el miedo, y también la conciencia. Para recuperarte tendría que retroceder años de lucha, de dignidad, de tiempo. Tendría que convertirme de nuevo en ella; pasar cada día con apenas la conciencia necesaria, ser capaz de vaciar una lata de cerveza en menos de un minuto, de llevar una vida desordenada y ruidosa, de perderme en la deliciosa niebla de ese polvo blanco que me hacia tan divertida.
Vamos; ser un copo de nieve para otro copo de nieve.
¿Crees que vale la pena? Yo no lo se. Diría que si, que tal vez. que no lo se.
Y después de todo esto, vuelvo a pensar en cada vez que no tomo una gota de alcohol en los eventos, que no consumo ninguna droga, que cuido de tus borrachos amigos, que te ayudo, que te protejo. Y después de todo esto, pienso como te molesta todos estos aspectos de mi.,



¿Acaso no entiendes  
que yo deseo
 que me ames por eso, 
y no a pesar de eso ?

lunes, 11 de julio de 2011

De recuerdos y libelulas


Ya no se sirve un gran desayuno con la enorme mesa puesta con la elegancia de antaño. 
El jardín ya no se riega todos los días, la leña ya no chisporrotea en la chimenea dando un calor amable a la cocina.Los botones no están ya en las cajas de latón ni los vasos de cristal en sus anaqueles.  
Los muebles cambiaron su eterno lugar, las paredes tienen hoy un aspecto distinto, sin su débil color pastel, cada pasto, cada flor, cada árbol a sido cambiado de lugar para crear una jardinera magnifica si; pero sumamente distinta. 
Ya no hay esa sensación de seguridad flotando en el ambiente, pues las cosas que constituyen mis recuerdos de la infancia se han esfumado para no volver. 
Las personas, las mariposas, los sabores y olores. 
Sigue siendo siempre mi casa, levantándose imponente en lo alto del camino, la gran hacienda donde el tiempo parece no pasar nunca. 
Es siempre mi casa, de la que amo cada piedra y cada rosal, es siempre parte de mi vida, pero por alguna razón, me siento como una extraña en ella. Como alguien que ha llegado a invadir un espacio que ya no le pertenece, como yo veía con desdén  a todos esos visitantes que aparecían con la añoranza a cuestas, y una vida a varios kilómetros del lugar. Hoy soy uno de ellos. Vuelvo a casa, sin saber donde esta mi hogar.
Es siempre mi casa, tan mía como mi alma y mi respiración, es siempre parte de mi, pero me siento como una extraña en ella.

domingo, 22 de mayo de 2011

Retrospectiva

¿Porque la gente escribe su biografía?
Digo, a nadie le importa en donde naciste no quienes fueron tus padres a menos que seas princesa de Inglaterra, porque así todos quieren conocer a tus padres. La verdad es que no veo el porque todos se empeñan en contarte su historia, mas sin embargo voy a intentar hacerlo, solo que no se la cuento a nadie, intento escribir mi historia para explicarme de una buena vez ¿porque carajo me volví lo que soy?
No hay datos inútiles, solo la retrospectiva de los años de gracia.





¿Yo tuve una infancia feliz? "Feliz" no alcanza para definir mi perfecta y gloriosa etapa de cabellos revueltos, gusanos, lodo y caramelos. No alcanza y creo que; de cualquier etapa de mi vida, volvería a esa, pues estaba sencillamente completa. No puedes esperar definir la felicidad completa, no espero definirla yo, siempre fui una chica sobresaliente. La primaria era una de las etapas donde yo considero que se me exigía muchísimo, buenas calificaciones, sobre todo, y no se si sea la razón de mis problemas, porque antes de escribir aquí me prometí no culpar a nadie por mis cruces, que al final me toca llevarlas a mi. Desde sexto de primaria deje de sentirme niña/adolescente. Mi madre no es mucho mayor que yo, me trajo al mundo contando con 17 tiernos años ( y lo que vino después es otra historia, pero explica en gran mayoría porque ella es la única persona por la que yo daría la vida), tenia mas confianza con ella que la mayoría de las madres-hijas que yo tenia alrededor, contando claro con su parte mala, a veces mama se comportaba (aun hoy, aunque ya no vivo con ella) como una niña, una niña pequeña a la que yo tenia (o sentía que tenia) al responsabilidad de defender de un mundo malvado y cruel. Roles invertidos. Lo peor que últimamente les sucede a los niños. Siempre he escuchado que la gente dice que crecí muy rápido, que me comí al mundo, que no pise el freno; concuerdo con ellos a la mitad, pues creo que mi prisa por vivir se debía a que me auto-designe la responsabilidad (y/o necesidad) de sobrellevar el mundo por mi madre, de cuidarme y cuidarla hasta donde la medida de una chica de 12 años puede hacerlo. Y eso me alejo de mí. Tengo muy presente el recuerdo de cuando enferme de varicela. Mama me cuido como siempre, y casi enclaustrada en la hacienda de mi familia (medida tomada por la "prevención" de contagiar a mis indefensos primos cercanos) ella enfermo en los últimos días de mi convalecencia. Tengo muy presente ese recuerdo porque fue la última vez que yo vi al que en ese entonces era su novio, fue la última vez porque se separaron después de eso. Tengo muy presente ese recuerdo porque sentía que había sido mi culpa, incluso una vez llame a su casa diciendo que me perdonara por mi mal humor (vamos, una niña de primaria, haciendo eso, no es la regla convencional) su explicación fue bastante barata, por lo que al final una frase escapo sin que yo quisiera realmente articularla "Si le haces daño, créeme; te mato". Y es lógico que no iba a matarlo, porque bueno, por mucho que quisiera, yo era una niña convencional con fuerzas convencionales, ¿porque la anécdota? porque da una idea clara de la gran necesidad que tenia de proteger a mama.
Otra nota rescatable es que a pesar de cuanto me esfuerce en olvidarlo ahora, yo era una niña modelo. Un gran problema para mi ser el ejemplo a seguir de todas las madres de mis amigas, un gran problema para mi mantener ese "estatus" que me habian asignado sin que yo lo pidiera, vamos; un gran problema comportarme de acuerdo a mi "posicion social". Detesto ese término, por cierto. Las posiciones sociales no son mas que patrañas en la mente rota de las marionetas del sistema. Pero no es el tema por ahora.
Nunca me falto dinero, si hay que decirlo. Mi primaria fue un colegio católico privado, justo enfrente de una primaria publica, Bullshit ¿aja? Puras comparaciones de cuarta, pero salir de la escuela con mis dos "mejores amigas" de ese entonces, a esperar que la camioneta de la mama de cualquiera de las tres llegara a recogernos nos creo cierta mala fama. Nadie de la escuela de enfrente nos quería y viceversa, es mas; hoy puedo decir que era un pecado casi mortal entablar una amistad con un alumno de ahí. Que hubiera sido imposible, de cualquier forma.
Entonces encontramos la formula: Yo era una niña bien. En todo el sentido que conlleva esa palabra.


 ¿Como es que la niña de las buenas calificaciones, el andar airoso y los modales perfectos se convirtió en el nuevo ser que ocupa mi cuerpo?
Esa fue la adolescencia, sin duda.  

miércoles, 4 de mayo de 2011

¡¡¡¡¡Fuck!!!!


¡Yo te quiero! ¿No lo ves?
Yo te quiero con cada célula de mi piel, te quiero te quiero te quiero.
Mírame, aquí estoy, junto a ti 
¡Siénteme, por dios! 
Tócame, haz lo que sea, háblame, destrúyeme, lo que sea pero por favor; no finjas que no existo.
¡Por favor!
Me asusto, me frustro, me desvanezco y al final desespero.
¡Ámame, carajo! ¡Ámame como yo te amo a ti
¡Mírame, puta madre! Solo voltea, date cuenta que nadie te entiende, te conoce, te apoya y te necesita tanto como yo. Y nadie me conoce mejor.
¡Maldición, mírame! y luego mírate, y abrázame, y bésame.
O mándame al demonio de una vez, pero de una puta vez, así como va. Dime que quieres que haga, dime lo que sea pero dime algo, no me dejes entre la incertidumbre de un "nada" de la nada.
Quiéreme o detéstame, vive conmigo o déjame vivir sin ti, pero no hagas las cosas a medias 
¡Que daño me hace eso, que daño me hace; cariño!
No me des migajas, porque no las quiero, no me permitas imaginar cosas que no serán, no destruyas con tus malditas acciones todo lo que dices; hazme falta o desaparece.
¡Puta madre!
¿Que quieres? ¿Que querías? ¿A mi? ¿Me quieres a mi? Mírame, aquí estoy, solo tendrías que estirarte un poco para tenerme, solo un poco, Pues yo estaría dispuesta a acunarte entre los brazos a la menor provocación. ¡Pero no! Te vas, te pierdes, no se que quieres y entonces yo comienzo por dejar de querer, de sentir, de necesitar
¿Que? A TI por supuesto.

martes, 26 de abril de 2011

Lost

Mariela es un fantasma deformado por el tiempo
La línea borrosa; translucida del horizonte
Un ser sustituido por lo conveniente
El cruce del puente corto a una comedia barata
Mariela fue un fantasma del pasado, del ayer
Un relámpago suspendido en el tiempo
Un momento; un recuerdo, el instante que se fue.
La sala de espera de la conciencia
El grato de rostro de la hipocresía
La presencia intangible dé las costumbres medio olvidadas
Memoria difuminada del valor y el auto respeto.           
Mariela fue sustituida por un ser entrometido y grotesco
De maneras duras y acerada lengua, de mirar rencoroso e innecesaria brutalidad.
Mariela desapareció tras una línea parpadeante, indicadora de peligro
Mariela se evaporó tras la nube de niebla que origino el desasosiego
Tras las llamas de la ira y el odio.
Mariela fue eclipsada por el nuevo ser que reside en su cuerpo.



 Mariela es un fantasma
por mi culpa.