martes, 2 de agosto de 2011

La disección de la fe

Aveces es muy duro no creer.  
De vez en cuando necesito creer en algo.
Cuando veo la serenidad en los rostros de la gente al salir de la iglesia, después de dejarle media carga de sus problemas a su dios, teniendo la certeza de que alguien los protege, creyendo eso; bueno, me da un poco de envidia la verdad. Se ven felices, tranquilos, irradian paz y confianza porque Creen.
Se lo que van a decirme, que todo es una mentira, que ellos creen que personas que se hacen pasar por dioses para controlar sus débiles mentes, que son personas ignorantes, mal informadas, incapaces de ser fuertes por si mismos. Si, Lo se.
Pero ¡Sorpresa! Soy de esas personas que piensan (pensaban) firmemente que cuando una persona se muere su carne se pudre tres metros bajo tierra, no hay nada mas. Somos materia y como tal nos descomponemos cuando dejamos de respirar. Nuestra energía (por aquello de que no se crea ni se destruye, y nada mas se transforma) anda suelta por ahí, flotando, mas sin embargo no es mejor por ser de un humano, tiene las mismas posibilidades de transformarse como la del conejo que mate sin querer cuando era pequeña. Un cerdo, un asesino, una coliflor y una ballena tienen la misma capacidad de ir al mismo lugar (osea a ningún lado) cuando mueren, si bien su energía permanece, no tiene inteligencia, ya solo es energía.
Es fácil ver las cosas así, hasta que sucede que deseas que no lo sean. No van al cielo, no se queman en el infierno, el cerdo que se suicido no comparte cuarto con el asesino entre las llamas. Pero. (porque siempre hay uno)
 De repente, cuando pierdes a un ser que amas entonces
 buscas creer con toda tu alma
que el puede estar en algún lugar, cuidándote.
Cuando tienes mucho miedo, cuando tus fuerzas fallan, cuando no puedes, cuando todo duele, en esos momentos yo deseo creer, deseo sentarme de rodillas o con la cara al suelo y entonar esos párrafos milenarios que yo veo que tanto calman a la gente, quiero sentirme protegida porque en algún lado hay una mano que guía mis pasos, quiero creerlo, y creerlo de todo corazón. Para así estar tranquila, para sentirme amada y no tener que ver la realidad cara a cara, de la manera tan cruda que acostumbro.
Aveces es muy duro no creer.

3 comentarios:

  1. Te entiendo mas de lo que te imaginas hermosa; muchas veces me gustaria poder creer y tener esa fe que tienen muchos pero lamentablemente no es algo que se pueda comprar ni que llegue asi derepente.

    Yo te digo algo que me dicen a mi contantemente; no importa en que crees, pero tienes que creer en algi, no importa que, porque no se puede creer solo en lo terrenal.
    Yo no creo en dios, pero creo que alguien me cuida; sea lo que sea. Talvez mi bisabuela muerta; no lo se.Solo se que me he salvado de uas buenas. Yo no rezo ni voy a la iglesia, pero yo converso con el viento, en esperanza de que alguien me escuche.

    Y si pasa.

    Un beso hermosa, fuerza.

    ResponderEliminar
  2. Hola linda..

    Realmente entiendo eso que decis,mi papá es una persona muy creyente asi como las que vos contas,y si,a veces uno quiere sentirse cuidado por "alguien" o por "algo" en algun lugar,no se sabe bien donde pero ahi esta..mas si es una persona que quisimos mucho.
    Personalmente yo creo que mi abuelo esta mirandome en algun lugar y que muchas de las cosas las hago para ponerlo orgulloso,para que vea que la niña que el dejo ya es una mujer,y trato de pedir ayuda a un "algo"(porque no se si Dios existe,pero creo que alguna energia puede ser) y me gusta sentirme segura asi...

    Besitos linda :D no bajes los brazos :D

    ResponderEliminar
  3. Yo no soy creyente, aunque te entiendo un poco. He visto ha mucha gente que es feliz porque Dios existe y esta hay para protegerlos, pero en realidad, ¿que demuestra que el existe? ¿porque no ha cambiado esas desgracias que pasan en el mundo?
    Pero en cambio, yo creo en el sentido de que cuando algo o alguien muere, su alma se aparta de su cuerpo y va a parar a algun lugar, o simplemente, desaparece de la faz de la tierra. Pero el alma existe, entonces, quizas, dios tambien...aunque yo no se realmente que creer.
    Besos linda!

    ResponderEliminar

Suspiros