domingo, 16 de octubre de 2011

Delirios a la orilla del mar muerto

Si, me va a doler, si voy a llorar, mucho; seguramente, y si; la vida no sera la misma. Pero al final, es lo que quiero, porque yo quiero que la vida ya no sea lo mismo.


Nunca me detuve a pensar como seria mi vida al futuro, cuando estuviera con una persona, pero aun en los remotos pensamientos enterrados, esos fugaces y chispeantes delirios, no era así.
No así, no con toda esta rabia reprimida, no con el dolor latente en cada mirada, no con los bueno pero fugaces momentos que no superan
al naufragio de la vida "que yo escogí"
Porque si, te escogí a ti, a ti sobre todo mi mundo, familia y amigos. Le aposte y me equivoque.
Y ¿que hacer? si no solo aceptarlo.

   Aceptarlo, bajar la cabeza y renunciar, porque las causas perdidas me apasionan, pero hasta yo tengo un límite.
Un difuso, pero ya llegue a el.












Y no le puedo hacer nada a las memorias, a los buenos momentos, a todo aquello que cuando vea hacia atrás; dolerá, cuando ya no despiertes conmigo, cuando no me abraces para dormir, cuando no vea tu sonrisa en cada desayuno.

Todo eso se pierde porque ninguno de los dos supo guardarlo.
¿Como será la vida después de ti?
¿A que me arriesgo?
¿A que me quedo?
Ya no logro compensar las cosas malas, es ya demasiado el desequilibrio entre lo correcto y lo que no lo es, Se esfumo la confianza y sin ella, yo ya no puedo hacer nada.
Ya no podemos hacer nada.

5 comentarios:

  1. sin confianza ya no es lo mismo.
    Te va a doler pero talvez sea lo mejor.

    Fuerza hermosa, un beso.

    ResponderEliminar
  2. Ufff me sentí terriblemente identificada
    me encantó tu entrada...
    tenía el blog medio abandonado pero acá volviendo de a poco
    besos

    PaTa

    ResponderEliminar
  3. Muchas cosas que se dejan atras duelen,pero a veces si no levantamos la cabeza nos perdemos de lindas cosas que pueden llegar a suceder,ya nada es lo mismo...pero hay que aprender a vivir de distintas maneras...

    besos linda que te mejores

    ResponderEliminar
  4. Siempre cuesta dejar atrás las queridas costumbres, somos animales de raíces y por mucho que cambiemos siempre nos cuesta aceptar que ha de morir la infancia para dar paso a la pubertad y sucesivamente. Quisiera pensar que algún día olvidaremos a lo que estábamos acostumbrados para volver a acostumbrarnos a algo que valga la pena, metafóricamente piensa que en algún momento dejamos la escuela para ir al instituto...etc hasta llegar al primer día de trabajo; echamos de menos a los amiguitos con los que jugábamos a juan periquito y andrés XD, pero ahí estan, formando parte del pasado... ¿por qué no podemos hacer lo mismo con los amores perdidos? Llevo 2 años sin olvidar al mismo, sigo siendo la misma pero algo en mí ha cambiado, he aceptado la derrota, no estaba para mí al igual que muchos otros que se nos pondrán por delante. NO busques príncipes azules en este charco de pirañas.
    Besos querida ^^

    ResponderEliminar
  5. La confianza lo es todo, y sinceramente sin ella no hay nada.
    Eres muy inteligente, cualquiera no se daria cuenta de lo que ocurre, cualquiera pondria por delante lo mas facil... evitar los lloros y todo lo demas, y seguir simplemente asumiendo lo que hay, y hacer como si no pasara nada... horrible no¿?
    Pues has sido muy valiente al tomar esa decision y de esa manera, asi que enhorabuena!
    Me alegra volver a escribir, y ver lo fuerte que sigues siendo...
    ojala tuviese yo de eso.
    Mi descanso fue bien =) gracias por comentarme, y por ahora no volvere a desaparecer, asi que para lo que quieras ya sabes donde estoy.
    un beso preciosa!
    animo! =)

    ResponderEliminar

Suspiros