martes, 26 de junio de 2012

Equinoccios



...Y Es una lastima, por que yo pude haberte hecho feliz.

Feliz de una manera real, de una manera distinta
Yo pude mostrarte el destello de las cosas pequeñas, el brillo detrás de los detalles sencillos de la vida.
Yo pude haberte cuidado en cada paso.
Mimarte, abrazarte cada mañana y demostrarte que lo preciosa que puede ser la existencia.
Yo querría que hubieses podido ver, que te hubieras permitido verme realmente, hasta lo mas hondo. Y te habrías dado cuenta de que nadie te va a querer como yo.

Yo no logré nunca la felicidad que tu buscabas, pero si me hubieses permitido, yo te habría mostrado otro tipo de Felicidad. Uno real, uno que no se evaporará en la nada al cerrar los ojos.
Te habría hecho feliz; quizá mas a mi manera, sin rudeza y definitivamente sin una pizca de oscuridad.
Ese fue mi error.
No creas que no duele. Por todo lo que pudo ser, por todo eso es que me duele.
Saber que, ya vez; estas mejor cuando no estas conmigo.
No así yo. Yo sin ti no estoy completa.
Y siempre, siempre vas a ser lo mas hermoso que hubo en mi mundo, lo mas extraño y lo mas brillante.
Aún cuando tu tiempo siga corriendo.

martes, 19 de junio de 2012

Las princesas ya no quieren enamorarse.





Pasamos de ser aves con ansias de volar, a hienas de mirada rencorosa.


¡Enamorarse!
¿Recuerdas cuando queríamos, hace tanto tiempo; enamorarnos?
Leer sin descanso paginas infestadas de una cursileria mortal, prometiendo nubes rosadas y castillos de caramelo.  Sueños rosas que caben en una caja de cerillos.
Escuchar canciones que hablaban de amores eternos, de olvidos inalcanzables, de muerte por amor.
Soñar cada gesto, cada caricia, cada beso de amor verdadero.


Amor que nunca llegó.


Hace tanto tiempo de eso... 


Hubo un tiempo en el que nos negamos a entregar el corazón. aun con la esperanza de entregarlo completo a la persona indicada.
Con toda la fuerza de nuestros pulmones nos negamos amar
Nos negamos cualquier tipo de cariño posible para no ser lastimadas
Y durante un tiempo, funcionó.


Pero ganó la necedad, la esperanza tonta, la promesa de un príncipe que a la primera de fuego se convirtió en sapo.


Y entonces decidimos enamorarnos.
Caer con los ojos cerrados y el corazón abierto. 
Una enrome invitación para ser apuñaladas.
La invitación perfecta para que nos quebraran en dos, masacraran nuestra alma e hicieran añicos nuestra felicidad.


Y pasamos de aves con ansias de volar, a hienas de mirada rencorosa
Pasamos de ser princesas a mortales enojadas.
Y mi corazón paso de estar completo a ser una maraña extraña y moribunda.


La culpa no es tuya, la culpa es mía, por enamorarme.


Por ello; las princesas ya no quieren enamorarse.




viernes, 15 de junio de 2012

Dame uvas y sonetos




Tardes grises y repetitivas.
Y cuando el sol abandona el horizonte me da por acordarme de ti.
De composiciones incompletas, de fa sostenidos, de tardes ociosas y colillas de cigarrillo. De atardeceres en el mirador y desayunos   provenientes de la estafa.
De tardes sentados en los portales o cervezas al borde del precipicio.
De sonrisas, de películas tontas, de platicas interminables, de regaños, de consejos.
De medusas y cangrejos de peluche, mañanas de escapar de la escuela, de comer cereal con leche, de planear un futuro que no llegó.
De botas de pitufo, de crepúsculos lluviosos y cielos encapotados, de madrugadas de copas vacías.
Me da por recordar el olor de tierra húmeda, el sonido de los mercados , las tardes después de un desfile.
 Aquellas primeras noches....
Recuerdo mis cumpleaños a tu lado, osos tontos de peluche con garras y colmillos, una botella llena de estrellas, una casa abandonada, la vista del balcón.
 Hot nuts y uvas, ¿recuerdas?
Estrellas en las muñecas, borracheras en una sala de tattoo.  Besos perdidos en lo oscuro.
Lugares incontables vienen a mi memoria, la tienda afuera de la escuela, el árabe, nuestro lugar de origen, aquel callejón estrecho y oscuro ¿recuerdas ese callejón?
Una banda improvisada, yo era sin duda tu fan número uno.  Conciertos gratuitos, borracheras a medias....Ropa regada en una habitación.
Cualquier rincón era bueno, ¿No crees?
Y cajetillas, humo y humo sin descanso.
Y luego miro al rededor, y me pregunto donde a quedado todo eso.
 Y si miro con detenimiento, no hay nada. Todo a quedado vació, te has ido tu, se ha ido todo.
Y aun cuando de supone que debería, nada, nadie, llena ese vació.

Por que si te recuerdo a ti,
no hay nada mejor que eso.