miércoles, 20 de febrero de 2013

La capacidad de creer en el hoy



Creo en el presente por qué no tengo otra alternativa.
Creo en el hoy, por que no estoy segura del mañana.
Me apetece creer en el momento, por que las horas venideras pueden no existir.
Creo en el hoy sólo por que no tengo más alternativa.

No creo en el mañana. No quiero creer en el mañana. 
No quiero intentar vislumbrar el futuro. NO quiero creer que hay un futuro.

Por ello creo en el presente, sin detenerme a pensar en los meses que vienen. 
Sin detenerme a intentar buscarle una explicación.
Quiero tener la capacidad de creer en el presente.

Sin embargo; creo en ti.
Creo en ti de una manera desmedida. 
Creo en tu palabra, en tu promesa. Creo en tu presente.
Creo en ti cómo no creo en el futuro.

Creo que mi futuro existe, por qué tu existes.

Creo en el poder de cerrar ciclos y esperar los nuevos
Creo en los nuevos ciclos sólo como nuevas mañanas, cómo nuevos minutos, cómo nuevos atardeceres.


Sólo puedo creer en el hoy, en el presente.
¿Y cómo no creer, si te tengo a ti?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Suspiros